Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле

Hablemos del Amor... О Рафаэле

... и не только.
 
 FAQFAQ   ПоискПоиск   ПользователиПользователи   ГруппыГруппы   РегистрацияРегистрация 
 ПрофильПрофиль   Войти и проверить личные сообщенияВойти и проверить личные сообщения   ВходВход 

На сайт El planeta Digan lo que digan
No existe mejor medicina que el sentido del humor

 
Начать новую тему   Ответить на тему    Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле -> Публикации 2010-х
Предыдущая тема :: Следующая тема  
Автор Сообщение
motherfly


   

Зарегистрирован: 17.01.2011
Сообщения: 3443
Откуда: Санкт-Петербург, Россия

СообщениеДобавлено: Ср Ноя 25, 2015 12:36 am    Заголовок сообщения: No existe mejor medicina que el sentido del humor Ответить с цитатой




¡ES-CÁN-DA-LO!

Raphael: “No existe mejor medicina que el sentido del humor”



¿Es necesario presentarlo? Paladín eterno de las baladas románticas, andaluz de origen pero artista universal, grandilocuente, un personajón. Después de Michael Jackson, es el único solista del mundo que ha ganado un Disco de Uranio, y ahora, a sus 72 años, se animó al protagónico en el último filme de Alex de la Iglesia, que llegará pronto a la Argentina.
Por:
JAVIER FIRPO
Foto:
FRANCIS TSANG


“No soy un personaje, así soy yo. En el escenario soy más teatral, claro, pero aquí, charlando contigo soy el mismo pero más tranquilo, sin la adrenalina del show”. Pega fuerte el sol en la terraza del Hotel María Cristina, en San Sebastián. Los 25 grados reinantes hacen transpirar a todos menos a esa suerte de extraterrestre llamado Raphael, un artista inmenso, personal, diferente. “Mi gran medicina es el sentido del humor. Me río todo el tiempo, me rejuvenece, me alivia, me sana”, dice… sonriendo, claro, el cantautor andaluz, nacido en Linares (Jaén) hace 72 años, que luce polera oscura y saco y ostenta ese poblado mechón que le cubre la frente.

¿Qué es lo que más le enorgullece como artista?
Ufff, muchas cosas (dice sin soberbia). Mi independencia. Soy el rey de los indies. Hago y deshago sin esperar nada. Nada más liberador para el artista que andar sin compromisos.

Hay edades que invitan a bajar los decibeles…
Me siento un niño. Soy el eterno niño Rápale (ríe con ganas).

¿Qué se criticaría? Vamos, sea bueno…
No, nada puntual. Si volviera a nacer haría lo mismo. Quizá mi autoexigencia... pero me dio resultados.

Se le ha cuestionado cierta exageración, excesiva teatralidad, poca espontaneidad…

¿Qué? Nooo. Soy pura espontaneidad, nada exagerado. Lanzado, nada calculador. Ocurre que cuando algo funciona, insisto en aquello. Soy un repetidor de las cosas que impactan en el público.

¿Ni siquiera tiene preparado esos gestos ampulosos, tan suyos?
(Risa estruendosa) ¿Crees que me siento frente a un espejo y practico? No, por favor. Un artista no se sostiene así y yo llevo más de medio siglo de actividad. Soy una persona natural, auténtica, que se codea con el reconocimiento sin problemas.

¿No tomó gestos de algún referente?
Yo soy un autodidacta porque no quería parecerme a nadie ni tener influencias. Sí me permití observar a algunos artistas que me gustaban como Edith Piaf y Elvis Presley. Pero no quería ser como ellos, porque no hubiera tenido lugar…

¿Nunca le perturbó la fama?
Nunca. Porque es algo con lo que convivo hace mucho, aprendí a naturalizarla.

¿También naturalizó ser el único músico en el mundo, junto con Michael Jackson, en tener un “disco de uranio”?
No, eso no lo naturalizaré nunca, vender 50 millones de discos es algo extraordinario. Me siento querido y reconocido por mi público. Y es un honor compartir esa distinción con Michael Jackson, a quien admiré y siempre quise conocer.

Un león en la pantalla

El popular cantante, dueño de una trayectoria formidable, llegó al norte de España, donde estaba Rumbos, para darle un espaldarazo a Mi gran noche, la muy entretenida película de Alex de la Iglesia que lo devolvió a la pantalla grande después de mucho tiempo. “Dicen que quince, veinte y hasta cuarenta años. Hace mucho, pero no sé, yo siento que nunca me fui”, ríe mostrando una dentadura reluciente.

¿Se obliga a reír?
No mucho, me sale sencillo. Soy generoso… Pero me obligaría si fuera necesario, lo prefiero antes que a los remedios, que me han intoxicado. Hoy me siento muy bien.

¿Se siente como Benjamin Button, que rejuvenecía con los años?
Mucho mejor que Benjamin. Lo quiero ver a Brad Pitt a mi edad.

¿Se le puede preguntar la edad?
Está en google… Pero podría decirte que ando entre los 50 y 60.

¿Cómo está su salud?
Después de aquel asunto del hígado (se refiere al trasplante, en 2003), me siento un león. Pero fue duro. Ya me había despedido de mis seres queridos, pensé que no salía. La hepatitis que tenía fue fulminante, pero aquí me ves.

¿Miedo a morir?
Primero a morir y a no ver más a mis seres queridos. Luego, cuando desperté de la intervención, miedo a no poder cantar nunca más, que es como si muriera.

¿Cuánto tiempo estuvo sin cantar?
Cinco meses. La vez que más tiempo estuve con la boca cerrada.

Es un gran personaje Raphael, que habla bajito, susurrando, y mientras modula se toma el cuello (para no forzar las cuerdas vocales). Parece mentira que de esa garganta broten canciones que quedarán para la posteridad como "Escándalo”, “Yo soy aquel”, “Balada de trompeta”, “Digan lo que digan” y “Mi gran noche”, por mencionar algunos hitazos. Casualmente Mi gran noche (aún sin fecha en la Argentina) es la película en la que personifica a un divo insufrible que, invitado a un programa de televisión, exige salir al aire en el momento de mayor rating. Y hace las cosas más canallescas para lograrlo.

¿No afecta a su imagen hacer de malvado?
(Sonríe.) Lo hablé con mi hijo, que me maneja la imagen y me dio el ok. El público me conoce, sabe que sería incapaz de algo así. Y ser villano me gustó, lo pasé de la hostia…

En un momento, su personaje dice: “No sé quién es, a Julio Iglesias no lo conozco”. ¿Alguna pica con él?
No, Julio es un amigo, está al tanto de que lo menciono en la película.

¿Reconoce su calidad artística?
Pero claro. Julio tiene una trayectoria inmaculada, envidiable. Yo sólo me permití decirle que no tome tanto sol (sonríe pícaro).

¿Tuvo enemigos en su carrera?
Los enemigos enferman, ¿para qué?

Usted se enfermó.
Pero no por tener enemigos.

A partir de Mi gran noche, ¿el cine estará en sus planes?
Ojalá, estoy dispuesto, el tema es que nadie me llamó, nadie me mandó un guión serio. Sólo Alex lo hizo, y estaré con él para cuando me vuelva a necesitar.

¿Existe el año sabático para usted?
(Risas) Mi vida es estar de gira, es lo que también me alarga la vida. No sé quedarme quieto, no sabría cómo… Y en la próxima gira, en la que presentaré mi disco Sinphonico (con los temas más importantes de su trayectoria), pienso tocar en la Argentina. Voy a ir al Luna Park y tengo una propuesta muy interesante para cantar también en el Teatro Colón, algo que me produce satisfacción porque sería la primera vez allí. Un sueño.

¿Está preparado para bajar el telón?
No, nunca se está preparado. De sólo pensarlo siento terror. Pero imagino que cuando llegue ese momento, durísimo, sabré tomar el toro por las astas.

Guiña el ojo, estrecha la diestra y se retira con una sonrisa amplia…


http://www.rumbosdigital.com/culturas/raphael-no-existe-mejor-medicina-que-el-sentido-del-humor

_________________
Галина
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение Посетить сайт автора
Показать сообщения:   
Начать новую тему   Ответить на тему    Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле -> Публикации 2010-х Часовой пояс: GMT + 4
Страница 1 из 1

 
Перейти:  
Вы не можете начинать темы
Вы не можете отвечать на сообщения
Вы не можете редактировать свои сообщения
Вы не можете удалять свои сообщения
Вы не можете голосовать в опросах



Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Вы можете бесплатно создать форум на MyBB2.ru, RSS