Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле

Hablemos del Amor... О Рафаэле

... и не только.
 
 FAQFAQ   ПоискПоиск   ПользователиПользователи   ГруппыГруппы   РегистрацияРегистрация 
 ПрофильПрофиль   Войти и проверить личные сообщенияВойти и проверить личные сообщения   ВходВход 

На сайт El planeta Digan lo que digan
La Gira 2019
На страницу Пред.  1, 2, 3 ... 13, 14, 15 ... 26, 27, 28  След.
 
Начать новую тему   Ответить на тему    Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле -> Новости
Предыдущая тема :: Следующая тема  
Автор Сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 22, 2019 2:58 pm    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Raphael: "Nunca estoy contento con lo que hago, siempre pienso que puedo estar mejor"

Vuelve a Málaga el ídolo de la canción para presentar RESinphónico, un álbum en el que el incombustible artista ha «REVestido» sus grandes éxitos de épica sinfónica y electrónica
voro contreras 22.07.2019 | 05:00



La cita, el 27 de este mes en el Starlite Festival. Repetirá en noviembre en el Martín Carpena.

Hace ya casi 57 años que «el cantante abundante que necesitaba la España de la abundancia» (así lo definió en 1971 Vázquez Montalbán) ganó el Festival de Benidorm e inició una carrera musical a la que -en cuestión de éxito y resistencia-, muy pocos artistas en Europa aguantarían la mirada. En los últimos tiempos Raphael (que hoy cumple 76 años) ha intentando rejuvenecer su inconfundible estilo trabajando con músicos bastante más jóvenes que él e incluso actuando en algún que otro festival «indie». «Me quedan muchas cosas por hacer, y mejor que las que he hecho -asegura en entrevista telefónica-, porque siempre intento hacer lo mejor».

A estas alturas de su carrera, reinventarse así es una necesidad o un divertimento?
Es una obligación.

¿Por qué?
Porque siempre hay que andar para adelante, no para atrás.

Muchos artistas con menos carrera que usted hace años que hacen siempre lo mismo.
Cuanta más altura se tenga, más obligación tienes de ir para adelante. Si no, quédate en casa.

¿Pero la obligación es con usted mismo o con el público?
No, no, la obligación es primeramente conmigo mismo y con el público al mismo tiempo.

¿Cuando hace este tipo de experimentos es en busca de mercados nuevos y oyentes más jóvenes?
No, porque los mercados nuevos yo los tengo desde hace muchos años. Indudablemente a mí van a verme cinco generaciones seguidas, así que eso lo tengo desde hace tiempo.

¿Es usted ahora más arriesgado que cuando empezó a cantar en los años 60?
Yo siempre me he arriesgado. No me quite méritos.

No, hombre, pero a lo mejor en sus inicios tuvo otros méritos y no tanto el del riesgo.
Nunca estoy contento con lo que hago, siempre pienso que las cosas que hago pueden estar aún mejor y que yo puedo estar mejor. Eso es lo que trato siempre, y por eso el público me quiere y va a verme, porque sabe que nunca va a ver lo mismo.

Vivir con esa autoexigencia durante 60 años debe ser agotador.
Es muy divertido. No tengo tiempo para aburrirme.

Con tanto tiempo experimentando y actuando por el mundo, ¿la familia le echa de menos?
Hombre, ten en cuenta que de Madrid a Málaga hay dos horas y media en tren.



Pero supongo que cuando prepara un disco o una gira de esta magnitud, usted pasará muchas horas en el estudio.
Claro, y sobre todo que el último disco lo he grabado en Londres. Al final, si hay buena voluntad, hay tiempo para todo para que todo salga bien. Y mi familia a mí me ayuda muchísimo, tanto mi mujer como mis hijos.

El disco está producido por Lucas Vidal, que es un compositor muy joven. ¿Cómo elige a sus colaboradores? ¿Por instinto o le aconseja alguien?
Todas estas cosas son por olfato, que también es muy importante. Cuando me presentaron a Lucas decidí que él iba a ser el que iba a hacer el disco. Son cosas que las palpo, las siento, y hasta ahora no me he equivocado. Espero seguir la buena racha.

¿Nunca le ha fallado ese olfato?
Hombre, alguna vez, sí. No soy infalible, pero las menos veces. Al final lo que cuenta de verdad es las veces que se ha acertado.

¿Le da mucha rabia cuando algo falla?
No, cuando algo falla es solo un incidente. Es como cuando llueve. En 60 años de carrera es muy complicado que algo no falle alguna vez.



El otro día estuve en una fiesta y uno de los momentos álgidos fue cuando el DJ pinchó Mi gran noche.
Claro.

¿Qué mimbres ha de tener una canción para mantenerse tan lozana más de 50 años después?
Antes se hacían canciones muy buenas [ríe].

¿Mejores que las de ahora?
No quiero comparar, no tengo por qué.

En este último disco sí ha recuperado muchas antiguas canciones.
Sí, porque las tenían que pasar por el filtro resinphónico.

Pero son canciones que ya estaban muy bien cuando las estrenó. ¿Por qué era necesario darle esta vestimenta resinphónica?
Porque así demuestro que, cuando la canción es buena, pasa todos los filtros.

Incluso el más electrónico, como la nueva versión de Mi gran noche remezclada por Joe Crepúsculo. ¿Había escuchado antes a Joe Crepúsculo?
No lo conocía, me lo ha aportado mi hijo Manuel, que colabora mucho conmigo.

Joe es más indie que otros colaboradores recientes suyos como Dani Martín, David Cantero o Mikel Izal.
No te metas con ningún colaborador mío, que la tenemos.

No, hombre, simplemente digo que la apuesta por Joe es incluso más arriesgada que con los otros.
Mira, aquí el único indie indie soy yo. Yo soy totalmente independiente, desde que empecé mi carrera. Y he tenido buenos apoyos porque al ser independiente puedo elegir a quién quiera, nadie me puede decir lo que tengo que hacer.

¿Ser independiente es lo mejor que le puede pasar a un músico?
Sí, y a cualquier persona y en cualquier oficio. Cuando uno hace lo que quiere, como quiere y cuando quiere, es un hombre libre y feliz. Lo malo es que te manden. Yo tengo mánager, y a mi hijo Manuel, que procuran que siempre vaya por el buen camino.

¿Es buen consejero su hijo?
Muy bueno. La verdad es que me conoce muy bien porque somos iguales.

¿Le hubiera gustado que hubiera sido cantante como usted?
Pues no lo sé, porque mis hijos son libres para hacer lo que quieran hacer.

Un artista como usted con un disco de uranio (fue el primero en recibirlo por vender 50 millones de copias de un recopilatorio) echará de menos las tiendas de discos llenas de gente. ¿Cómo se lleva con estos tiempos de música gratis?
Está bien. Lo bueno de la música es que tiene millones de caminos y es fantástico poder recorrerlos todos.

¿Funciona igual el RESinphónico en directo que el Sinphónico que grabó hace cuatro años?
Yo te diría que este funciona incluso mejor, porque en directo tiene la presencia, mía y de todos.

Mi canción preferida de Raphael es Estuve enamorado. Me parece uno de los mejores temas del pop español de los 60...
Claro.

¿Usted tiene alguna canción preferida en su repertorio?
Yo no debo tener preferidas porque todas son como hijos míos y a mis hijos los quiero a todos por igual.

Pero siempre hay algún hijo con el que te lo pasas o conectas mejor.
Ya, pero elegir una es muy complicado cuando tienes una trayectoria tan enorme. Si me dijeras las 25 que más me gustan, te podría contestar. Pero una, con un repertorio de tantos años y tantos éxitos, es imposible.

¿Y alguna a la que le haya cogido manía?
Yo tengo una costumbre, que es que cuando yo me canso de alguna canción, la quito de mi repertorio. Y luego a los tres o cuatro meses la vuelvo a poner porque la echo de menos.

El disco «RESinphónico» suena muy épico, parece una banda sonora. ¿Le gustaría frecuentar el cine más a menudo, como lo hacía en los 60?
Lo malo es el tiempo. Pero yo siempre estoy conectado con el mundo del cine y siempre al habla para que, siempre que yo pueda y haya un guión que sea interesante para mí... Yo nunca me he ido del cine. Además, hace poco me dieron el Premio Platino de Cine Iberoamericano.

En aquellas películas de los 60 usted siempre representaba personajes románticos y un tanto atormentados, pero en la última, la de Álex de la Iglesia (Mi gran noche), hizo de malvado la mar de bien. Sospecho que se lo pasó mejor en ésta que en aquéllas.
Claro. Yo donde mejor me lo he pasado fue haciendo el musical de Doctor Jeckyll y Mr. Hyde.

Aquello fue un derroche, en todos los sentidos.
Sí, pero la verdad es que disfruté mucho y fue un gran éxito.

Pocos músico se permiten económicamente hacer espectáculos como aquel o éste, con orquesta resinphónica.
Pero yo lo hago porque el público se lo merece.

Y por ganar algo de dinero también, ¿no?
Hombre, claro, si no me quedara algo para mí no lo haría.

https://www.laopiniondemalaga.es/cultura-espectaculos/2019/07/22/raphael-contento-pienso-mejor/1103500.html
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вс Июл 28, 2019 12:52 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Con erre mayúscula

Raphael se reinventa en el Concert Music Festival arropado por el clasicismo y la modernidad


Raphael, durante su actuación en Sancti Petri. / Sonia Ramos

Julio Sampalo
CHICLANA, 26 Julio, 2019 - 23:37h

odo en Raphael es colosal. Cada espectáculo suyo puede escribirse con erre mayúscula, como la que precede a su nombre de figura única en el imaginario popular. Es letra capital en la historia de la música. Puede ser nuevo y clásico, íntimo e histrión, levantar pasiones y al público tras prácticamente cada interpretación, incluso antes de ponerse a cantar. "¡Te como entero, eres único hijo, lo tienes todo, me tienes loca...!", fueron solo algunos de los piropos exaltados que a la velocidad del rayo cruzaban las butacas y se dirigían al escenario que el artista domina como nadie.

Colosal también en sonoridad el espacio que le brindó ayer noche el Concert Music Festival de Sancti Petri, con la Orquesta Sinfónica de Málaga dándole la réplica bajo la batuta de Rubén Díez para encarar un repertorio consabido pero no por ello menos sorprendente. Un espectáculo heredero en formato de anteriores aunque nunca igual. Eso sí, recibido siempre con el entusiasmo renovado de un recinto abarrotado.

Con erre mayúscula de rotundo. La garganta del de Linares siempre conservando su eco bien moldeado a base de décadas de gira, una tras otra, sin descanso, por más que la voz se le quiebre al decir que sigue Igual de loco por cantar ante los locos aplausos de la audiencia. Arrancó el recital con una de sus propuestas más recientes, Infinitos bailes. No obstante, fueron sus composiciones de toda la vida las que el público esperaba como brisa refrescante. Más que brisa, un frío viento que obligó al cantante a peinarse continuamente sin deslucir un segundo de sus interpretaciones marca de la casa, esas que han creado escuela, timbre y sello Raphael con erre mayúscula y la eterna sonrisa de pícaro galán.

Por más que el manto clásico dominara en la velada, el término reinvención, también con erre mayúscula, se creó para Raphael. Sinfónico y, a ratos, RESinphónico. Así se titula su último disco, una revisión de sus grandes éxitos adaptados a la pista de baile. Una temeridad que en su arrojo es pan comido. Tuvo el respetable que aguantar a veces las ganas de levantarse de las butacas para entregarse al baile en las versiones electrónicas de No vuelvas, Mi gran noche, Digan lo que digan, Estuve enamorado, Cuando tú no estás, Qué sabe nadie, Yo soy aquel y Escándalo. En la gran pantalla que enmarcaba cada ademán, baile o exceso escénico del intérprete se proyectaban creaciones visuales que asemejaban un gran túnel del tiempo lisérgico que llevaban y traían a Raphael del pasado al presente, con el horizonte de un futuro inagotable. "Estaré aquí hasta toda la vida que ustedes quieran. Por favor no me olviden nunca, ¡nunca!", pedía a sus seguidores en los últimos compases del espectáculo. Él sigue erre que erre -mayúscula como su talento- la senda que inició hace cincuenta años y que, por lo que parece, solo detendrá la parca. Que así sea.

¿Olvidarle, preguntaba? ¿Cómo es posible si él mismo es capaz de agitar la memoria colectiva con únicamente abrir la boca? Sin embargo habló poco Raphael durante su visita al Concert Music Festival. Las canciones fueron las protagonistas. Y el recuerdo, con erre mayúscula. "Esto que hay aquí es una radio muy antigua, donde se escucha buena música, la de Carlos Gardel, toda una institución señores", rememoraba señalando el viejo aparato. Con Gardel cantó Volver, a piano y bandoneón, pero también hubo un guiño al tango que gemía Malena y para darle Gracias a la vida, esta vez al rasgueo de la guitarra. ¡Y vaya guitarra, acústica o eléctrica! Entre notas, el cantante enfiló el instante más íntimo del concierto con remates finales a conciencia y desde el patio de butacas le contestaban al estilo Jalisco: "¡Ay, ay, ay!", provocando risas cómplices. El breve capítulo latinoamericano lo cerró con Que nadie sepa mi sufrir, en la que alzó sus manos al aire para bailarle a las cuerdas su particular flamenco.

Un repertorio mayúsculo, como la erre de su nombre, colosal también por supuesto. Un cancionero que es inseparable de su persona y que le ha llevado a conquistar mercados alrededor del mundo y variopintas audiencias. En ese lugar del sur llamado Sancti Petri sonaron con enorme éxito y afectación Los hombres lloran también, Volveré a nacer, Ahora, Provocación, La noche, Yo sigo siendo aquel, A que no te vas, Sí, pero no, Por una tontería, Desde aquel día, La canción del trabajo, Estar enamorado, La quiero a morir, En carne viva y Como yo te amo.

Y del público decir que estuvo a la altura, receptivo -con erre mayúscula- al arte del maestro. Son ellos la medida exacta del alcance de la carrera de Raphael, pocos artistas pueden presumir de unos seguidores tan entregados a la causa durante un periodo de tiempo tan extenso, el del concierto y el de su propia trayectoria. No sabemos qué pensará Raphael de la nueva moda, él que ya era moderno antes de las pantallas táctiles. Pero hubo alguno, un porcentaje irrisorio del respetable, que prefirió seguir el show a través del cuadrilátero de una pantalla de móvil, cuando la verdadera batalla de canciones se dio unos metros más allá de sus pupilas dilatadas por tanta luz artificial. Absurda manera de dejarse los dineros y "disfrutar" de la magia del directo con filtros autoimpuestos. Una elección ridícula, con erre mayúscula.

A la salida del espectáculo, un grupo de seguidores despidió al ídolo hasta la misma puerta del coche que lo recogió, dejando tras de sí la estela de una presencia irrepetible, por mucho que termine regresando al ruedo porque le puede el escenario. El año que viene seguro que habrá más Raphael en Sancti Petri o en la China. Con erre mayúscula, cómo no.

https://www.diariodecadiz.es/noticias-provincia-cadiz/raphael-concert-music_0_1376562922.html
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вс Июл 28, 2019 12:54 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Фотки



















Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вс Июл 28, 2019 12:57 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой



















Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вс Июл 28, 2019 1:05 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой





Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 29, 2019 1:05 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Raphael emociona con sus grandes clásicos junto a la Sinfónica de Málaga en Starlite

El artista jienense arrasó en Starlite con sus grandes éxitos más actualizados que nunca y consiguió para el festival el décimo sold out de esta edición. Starlite vivió ayer otra increíble noche de música que se saldó con un nuevo sold out. El décimo de esta edición. La 'gran noche' de Raphael también fue la de los asistentes del Auditorio, que revivieron con el artista los hits más aplaudidos de su carrera, esta vez con un toque clásico y electrónico a partes iguales.

Видео засунула в VK

https://vk.com/video?z=video3914740_456239986%2Fpl_cat_updates

Madrid | 28/07/2019



El primero de los matices corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Málaga, un acompañamiento magistral que dotó temas tan conocidos como 'Escándalo', 'Yo Soy Aquel' o 'Escándalo' de un cariz superior gracias también a ricos arreglos electrónicos.

Esta revisión de los temas que le han dado a Raphael tantas alegrías están recogidas en su último álbum 'RESinphónico'. Y la acogida de este nuevo trabajo del artista jienense que lleva subido a los escenarios prácticamente 60 años ha sido espectacular en Starlite. Raphael cuenta con un público entregado, que lo adora y lo sigue con mucho cariño. Que se levanta de su asiento cada vez que concluye una canción. Que canta de principio a fin todas las canciones y espera con expectación el siguiente tema de un concierto de casi dos horas y media de duración.

Numerosos amigos y seguidores de Raphael se acercaron hasta La Cantera para acompañarle en su concierto de Marbella. Actrices como Antonia San Juan, Natalia Verbeke, Norma Ruiz, Leticia Dolera y Susi Sánchez; el actor Fernando Andina, el director de cine Félix Sabroso, las presentadoras Ivonne Reyes y Sara Escudero, la empresaria Arancha de Benito, la modelo Vania Millán, el coreógrafo Poty Castillo, los cantantes Miguel Poveda, Juan Peña y Vicky Larraz; la colaboradora de televisión, Fiona Ferrer, la periodista Ana García Lozano, el director de El Español, Pedro J. Ramírez, el ex tenista Manuel Santana, Cari Lapique, Carmen Lomana y Olivia de Borbón no quisieron perderse el fabuloso recital del cantante, actor y empresario andaluz.

Considerado por el propio Raphael como uno de los discos más importantes de su carrera, 'RESinphónico' es una reinvención y revisión de lo ya vivido. Una mirada al pasado para traer sus canciones de antaño al más palpitante de los presentes y convertirlas en un completísimo espectáculo incapaz de pasar inadvertido. El show dio comienzo con 'Infinitos Bailes' y continuó con aclamados temas como 'Promesas', 'Digan Lo Que Digan', 'Volveré A Nacer', 'Que Sabe Nadie' y un largo etcétera de grandes éxitos.

Raphael reservó momentos más íntimos y emotivos con 'Los Hombres No Lloran', la interpretación -solo al piano- de 'Por Una Tontería' o los temas cantados con el único acompañamiento de una guitarra 'Gracias A La Vida' y 'La Quiero A Morir'. "Esta es una radio de esas antiguas, de cuando se escuchaba buena música como la de Carlos Gardel", manifestaba un Raphael emocionado justo antes de cantar a dúo -con la grabación de la canción de Gardel- 'Volver'. Y a continuación seguía cantando otro tango, esta vez con nombre de mujer, 'Malena'.

Varios han sido los puntos extraordinariamente álgidos del concierto. El primero de ellos se desató al acorde inicial de 'Mi Gran Noche', tema en el que incluso se atrevió a coger la batuta para dirigir a la Orquesta Sinfónica, sustituyendo momentáneamente al director, Rubén Díez. Volvió a hacer lo mismo en 'Escándalo', pero esta vez en lugar de batuta utilizó sus expresivas manos para llevar los acordes al lugar indicado.

https://www.antena3.com/especiales/starlite-marbella/conciertos/raphael-clasicos_201906115cff746e0cf2aa92dbf9fb5a.html
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 29, 2019 1:10 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Фотки из Марбельи























Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 29, 2019 1:18 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Подписание очередного контракта с Universal Music, обещают что-то замутить Смеется

narcisrebollo
Gracias @raphaelartista ,nuestro querido artista, leyenda de la canción, maestro de los escenarios más emblemáticos del planeta, renueva y prepara nuevos y grandes proyectos con @universalspain ❤️





raphaelartista
Querido Narcis! Tu ni te imaginas la que vamos a ARMAR!!!!!!!

https://www.instagram.com/p/B0blKgQCFBE/
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 29, 2019 1:20 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Просто фотки красивые









Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
sola


   

Зарегистрирован: 28.02.2011
Сообщения: 3498
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Пн Июл 29, 2019 11:05 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

сохранила ВК видео из статей

https://vk.com/videos82875316?z=video82875316_456239275%2Fpl_82875316_-2

https://vk.com/videos82875316?z=video82875316_456239276%2Fpl_82875316_-2

https://vk.com/videos82875316?z=video82875316_456239277%2Fpl_82875316_-2
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вт Июл 30, 2019 10:18 pm    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Josefina Grosso
@FinaGrosso
Ayer @starlitefestival fue un escándalo
💃
🙌🏼

Raphael es toda una leyenda. Disfruté mucho entrevistándole (y también nos reímos mucho) @raphaelartista
#Starlite #work @antena3int
#Antena3 #tele
📺
🎤
#music #journalist



https://twitter.com/FinaGrosso/status/1155492993165647872
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Ср Июл 31, 2019 1:22 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Raphael: “Recibo mucho amor y afecto de los dominicanos”

Luisanna Carrasco
Santo Domingo, RD



A pesar los cambios que agitan los nuevos tiempos en la industria musical, Raphael mantiene un poder de convocatoria envidiable, gracias a ese carisma personal, a sus joyas de la corona (como llama a sus éxitos musicales) y al reinvento temporal que lo actualiza, como esta vez pasa con su gira “Resinphónico”, con la que cantará de nuevo en Santo Domingo.

Raphael afirmó que tiene muchas ganas de volver al país, pues República Dominicana es un lugar muy querido, y a pesar de que no ha podido venir desde hace un tiempo, espera que esta vez el público lo inmortalice a través de sus canciones.

“Estoy muy feliz de regresar al país, espero que la gente me recuerde por muchísimo tiempo y me hagan volver pronto, además recibo mucho amor y afecto de todos los dominicanos y me lo dicen por todas partes”, dijo a LISTÍN DIARIO través de la vía telefónica.

““Hay que esperar para ver qué sucede con todo esto (sobre el auge de la música urbana).”.”
RAPHAEL Cantante español.

Raphael regresará a los escenarios dominicanos después de ocho años, en dos presentaciones: martes 15 y miércoles 16 de octubre. El artista cantará acompañado de una orquesta sinfónica de 54 músicos, en el Teatro La Fiesta del hotel Jaragua, donde cantará en un aforo tipo teatro, con sillas numeradas y capacidad limitada para 900 personas, informó el empresario César Suárez Pizano.

“Resinphónico” es su producción más reciente, en la que recopila los éxitos de su vida, canciones que marcaron épocas y hoy día siguen teniendo mucho éxito.

El disco renueva el emblemático “Yo soy aquel”, una canción compuesta por Manuel Alejandro e interpretada por Raphael con la que representó a Radio Televisión Española en el Festival de la Canción de Eurovisión 1966. El tema no se había regrabado desde entonces. “No había encontrado una oportunidad para regrabar la canción. No tenía un sentido el volver a escucharla, entonces llegó Resinphónico y dije que esta es la oportunidad perfecta para rehacerla con distintas melodías”, expresó.

La melodía
El eterno romántico, intérprete de muchos éxitos, indicó que su cancionero mantiene vigencia por la melodía.

Para él, lo más importante es la melodía y el ritmo. Por eso confía ciegamente en el compositor Manuel Alejandro (que le ha escrito gran parte de sus temas), que con sus melodías ha llevado al astro español a romper todos los esquemas para un baladista.

Raphael, de 76 años, llega al país en una época en que la música urbana es la más consumida por la juventud.

El astro romántico comentó que él no tiene ningún problema con la música urbana, pero que por ahora no piensa incursionar en el género.


“Hay que esperar, darle tiempo al público a que se adapte, a que cambie. Cualquier día de estos puedo sorprender con alguna propuesta nueva, quizá dentro de varios años, pero por ahora hay que esperar para ver qué sucede con todo esto”, expresó el español.

El tour
Raphael Resinphónico World Tour es la gira musical del cantante, la cual se ha presentado en varias ciudades alrededor del mundo.

El tour cuenta con una orquesta sinfónica impresionante que promete dejar al público extasiado.

“He trabajado con grandes orquestas sinfónicas del país y creo que tocan como dioses, han trabajado conmigo y yo con ellos alguna vez. Además este tipo de música nunca pasa de moda”, explico el artista.

En cuanto al auge que ha tenido la música clásica y sinfónica entre los jóvenes, el cantautor indicó que es una buena señal, pues es lo que más se disfruta en su concierto. La mezcla entre la melodía y la letra de sus canciones inyectan al público de emoción.



MIRADA EXTRA
Novedad.

Durante el próximo año, Raphael grabará un disco en el cual tiene varias personas trabajando en las letras, ya que aparte de ser algo nuevo y arriesgado, él espera que lleve un mensaje a su fanáticos.

Razones.
“Estoy trabajando arduamente en la letra, porque no quiero que mis canciones digan ninguna tontería; la melodía ya está, es algo nuevo y diferente como todo lo que hago”, adelantó.

Donador.
En el aspecto personal, su vida ha cambiado para mejor desde 2003 cuando recibió un trasplante de hígado. El artista manifestó que en Latinoamérica necesita educarse en materia de donación de órganos y trasplantes, pero que eso les compete más a los gobiernos.

Temas.
En su propuesta para los dominicanos no faltarán clásicos como “Mi gran noche”, “Qué sabe nadie”, “Gracias a la vida”, “Escándalo” y “Como yo te amo”.

https://listindiario.com/entretenimiento/2019/07/30/576062/raphael-recibo-mucho-amor-y-afecto-de-los-dominicanos
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Ср Июл 31, 2019 5:25 pm    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

miguelpoveda
Genial el concierto de @raphaelartista en Marbella. Un ARTISTA con mayúsculas, de los de antes, de los de siempre, de los auténticos. Emocionante repertorio con la maravillosa Orquesta Sinfónica de Málaga. Gracias un año más @starlitefestival por hacerme partícipe de estos conciertos históricos que se quedan grabados en el corazón.
Ahora con más ganas de que llegue el 9 de Agosto para volver a reencontrarnos ♥️⭐️ #MiguelPoveda







https://www.instagram.com/p/B0eOfq0ok7f/

miguelpoveda
Mi querido y admirado @raphaelartista GENIO ⭐️♥️



https://www.instagram.com/p/B0eQvzRI_b9/
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Вт Авг 06, 2019 3:03 pm    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Raphael: “Poco a poco nos estamos cargando el mundo”

Su gira “Resinphónico” lo trae al país luego de ocho años
El artista osberva con benevolencia la música de ahora



El Teatro La Fiesta acogerá la gira del artista en octubre próximo



Raphael es de esos artistas que han permanecido en el corazón de más de una generación gracias a su calidad.

El astro español que comenzó el despegue de su carrera en 1960 goza en el país del aprecio de una fanaticada que siempre termina a sus pies. Hace ocho años que no viene a la República Dominicana, pero ya es tiempo para reunirse con su público por lo que los días 15 y 16 de octubre presentará su “Tour Resinphónico” en el Teatro La Fiesta del hotel Jaragua.

A propósito de esta gira inspirada en su más reciente álbum discográfico, concedió una entrevista a DL.

“Esta es una gira maravillosa que está teniendo un éxito muy grande, luego de mezclar la música sinfónica con la electrónica. Hemos logrado una gran acogida en España, así como en París, Londres, Rusia y ahora nos toca viajar a la República Dominicana, a Nueva York y a otros países”.

El disco que inspira la gira es de éxitos, con la novedad de arreglos nuevos y el color que le da una orquesta sinfónica.

Este viaje por el mundo le dio la oportunidad al intérprete de “Mi gran noche” de concretar uno de sus sueños. Actuar en el majestuoso escenario Royal Albert Hall de Londres.

“Antes trabajaba en otra compañía que era competencia de ellos, sin embargo ahora se me dio poder cantar en el Abert Hall. Me moría de ganas y la verdad que fue una noche memorable”, explicó.

De su disco

Al detallar su nuevo trabajo, el artista no deja sorprender al mundo, ya que a sus 76 años se mantiene con gran actividad y muchos deseos de seguir trabajando.

“Después de hacer conciertos sinfónicos noté que me faltaba hacer el disco. Unir la música sinfónica con lo electrónico, de esa manera mis canciones de siempre adquieren una altura tremenda y qué bueno que puedo ofrecer al público, para que pueda compararla. Aunque me temo que voy a tener que grabar de nuevo todo mi repertorio en este formato, o por lo menos todo lo que haga de ahora en lo adelante”, avanzó.

“El divo de Linares”, su ciudad natal, siempre le ha dispensado trabajo a su nivel. No hay gira en la que se embarque que no toque su territorio. “He sido muy querido por mi tierra, demasiado para mi y esa noche fue increíble”.

Recordó que lo más difícil para hacer el disco fue involucrarse en el proceso para definir el concepto y luego hacer la selección de las canciones.

La superestrella española prometió una noche inolvidable para sus seguidores luego de tocar suelo en la ciudad de Nueva York.

Mirando sus pasos

“Nunca en la vida he sido más feliz que ahora. De cómo va mi carrera, de cómo está reconocida en el mundo entero por el público, por la crítica. Estoy viviendo unos años maravillosos... soy un hombre feliz y contento”, abundó el artista cuando se le pidió una valoración de cómo ve su vida hoy.

En su comentario ponderó a la República Dominicana, un país que le ha dado una gran acogida desde que lo visitó por primera vez.

“En mi trayectoria la República Dominicana ha sido mucho cariño, mucho amor para mí desde hace muchos años. Qué bueno que puedo volver para recoger ese cariño una vez más del público dominicano. Me siento muy halagado por el club de fans que tengo en esa tierra. El cariño se mantiene año tras año y siempre ha ido en aumento”, indicó.

La música hoy

Raphael observa con curiosidad y benevolencia los cambios que experimenta la música, porque espera que pase el tiempo para ver qué pasa con la música que se está consumiendo ahora.

“Si esto va a seguir a sí o si el público lo dejará de lado. Esto se sabrá más tarde. Estas cosas nunca se sabe hasta que no pasan varios años. Ahora todo el mundo dice que Raphael es Raphael, pero han tenido que pasar muchos años para que se den cuenta. Yo he tenido la suerte de tener público de todas las generaciones, ahora por ejemplo mi disco le ha gustado al público jóven”.

La sociedad

“En la sociedad hay de todo, para todos los gustos. Poco a poco nos estamos cargando el mundo y si Dios quiere antes que de que se termine, le pondremos remedio”.

De su trayectoria

Su primera aparición sobre los escenarios sucedió en España, en el Festival de Benidorm de 1962, donde arrasó y ganó. Desde entonces, y después de más de 60 discos y centenares de canciones grabadas en español e incluso en idiomas como el inglés, alemán o japonés, ha girado por todo el mundo y actuado.

Su carrera de más de 55 años cuenta con reconocimientos como los 335 discos de Oro y 50 discos de Platino, así como un Disco de Uranio por las ventas de más de 50 millones de discos en todo el mundo.

https://www.diariolibre.com/revista/musica/raphael-poco-a-poco-nos-estamos-cargando-el-mundo-JB13650988
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Olechka


   

Зарегистрирован: 18.01.2011
Сообщения: 12819
Откуда: Санкт-Петербург

СообщениеДобавлено: Чт Авг 22, 2019 11:47 am    Заголовок сообщения: Ответить с цитатой

Raphael: «Yo siempre cuento la verdad al público»


Publicado por Manuel Jabois y Verónica Puertollano

Fotografía: Lupe de la Vallina



Miguel Rafael Martos Sánchez (Linares, Jaén, 1943) entra en un hotel de la plaza de Santa Ana, en Madrid. Es una mañana fría y soleada. Llega rodeado como en una película: es el hombre bajo de chupa de cuero, gafas de aviador y pelo de Raphael, su figura artística, lo único que ya es él. Coqueto, contradictorio, estrella. Mutante como pocos. Se sienta, bromea, enseña sonriendo una dentadura inmaculada y mira la grabadora. Está listo para ser entrevistado.

Iván Ferreiro estaba entusiasmado con la canción («Carrusel») que le compuso para su disco Infinitos bailes.

Lo que pasa es que estoy en la casa de todo el mundo. Llamo mucho la atención de las personas que empiezan. Y a los que empezaron antes y han seguido mi trayectoria les llamo todavía más la atención. Para mí es una suerte poder trabajar con todos ellos. Cuando ellos me preguntan qué quiero, siempre respondo: tema libre. «Pero ¿cómo lo ves tú?». Les digo: «Escribe, punto». Han sido muy libres, y me han hecho unos temazos.

Eso desmonta el mito de que en España el trabajo no se valora, o el de la envidia. Lo que hacen los jóvenes con usted es un reconocimiento a la ética del trabajo.

Cincuenta y cinco años de trabajo constante son un argumento demoledor. Rompe todas las dudas que pueda haber sobre mí: hay que rendirse a la evidencia. Este señor sigue ahí, está ahí, está mejor de voz de lo que nunca ha estado. También yo juego con ventaja. Normalmente, cuanto mayores son los artistas, mejores son. Pero hay una cosa que les falla: la fuerza. Y yo, por las circunstancias de la vida, tengo la de un chaval de treinta años.

La letra de «Ahora», la canción que le hizo Bunbury, habla de usted, de su carácter. El vídeo refleja muy bien ese ahora.

Es que Enrique es muy, muy hijo mío. Él me conoce al dedillo porque me ha estudiado desde que tenía cuatro años.

Nadie ha captado así a Raphael.

Hay varios, pero Enrique es uno de ellos. Enrique ya escribía para mí antes de que él lo supiera. Ahora somos muy amigos. Me dijo: «¿Sabes cuándo te conocí?». Le dije que no, y me contó que me había conocido en Zaragoza, porque él es de allí. Que su madre lo llevaba al teatro todos los días… con cuatro años. Él escuchaba a Raphael todo el día.

¿Y con cuántos años se subió usted al escenario?

Yo me subía al escenario de los colegios.

En uno de ellos se le rompió el pantalón, y se quedó desnudo delante de todos.

Sí, sí. Con la bandera española.

Usted empezó a cantar en un coro con el padre Esteban de Cegoñal en la basílica de Jesús de Medinaceli.

No, en Jesús de Medinaceli no. Estábamos en San Antonio de Padua, en Cuatro Caminos. Yo vivía en la casa de enfrente. Cuando trasladaron al padre Esteban, él se llevó al solista, que era yo.

¿Qué recuerda? ¿Sintió miedo alguna vez?

No.

¿Ni siquiera cuando se le rompió el pantalón?

No. [Risas] Ahora no se me rompe el pantalón, pero me pasan otras cosas. Si algún día, cantando, noto que la gente se da cuenta de que me pasa algo, digo: no estoy bien. Y ahí ya sé que se rompe todo, y empiezo a estar bien. Me descargo. Le cuento a la gente la situación en la que estamos. Lo de la rotura del pantalón es lo mismo. Me han pasado muchas cosas en el escenario, y siempre las he resuelto así, contándolo.

¿Por ejemplo?

Una vez, en México, hicimos un concurso de paellas, con Mario Moreno, Cantinflas, con Jacobo Zabludovsky, que era el no va más de la televisión, con García Márquez. Terminé muy tarde, y tenía teatro a las siete. Es la única que vez que he llegado no tarde, pero sí agobiado. Empecé a soltar por esta boca que no estaba centrado, que estaba agobiado. Paré la orquesta y dije: «Si ustedes han oído decir alguna vez que soy un gran profesional, es mentira. Un gran profesional no aparece aquí tarde, habiendo comido paella». Y la gente se quedó extrañada. Les dije: «¿Me dan cinco minutos?». Se creían que me iba a ir. Me senté delante de ellos, y cuando se me pasó el agobio, me levanté y empecé a cantar normal. Se me había pasado. Yo siempre cuento la verdad al público, porque eso me permite cantar a gusto y sin ningún problema.



Usted cantaba tres horas de mañana y tres horas de tarde en Madrid.

¿En Madrid? Y en la Conchinchina. A tres no llegan, lo que pasa es que el público hace que llegue. Normalmente quiero que el concierto dure dos horas y media, porque creo que es mucho y puedo interpretar muchas cosas. Pero la gente no comparte mi opinión.

Mañana y tarde.

Es que era así.

¿Y la voz?

Nunca he tenido problemas de voz, pero sí de cansancio físico. Antes eran funciones a las siete y a las once. Una detrás de otra. Y solo se descansaba el lunes. El siete y once lo haces a lo mejor un sábado, que hacen dos funciones, pero luego descansas lunes y martes, y hasta el miércoles. Yo descansaba los lunes, y los demás días, siete y once.

Cuando tenía problemas de garganta, empezaba con las canciones más exigentes. Las de medio tono las dejaba para el final.

Eso es una suposición. ¡Qué sabe nadie! [Risas] Quién sabe cómo soluciono mis problemas. No, no se puede empezar por las de chorro de voz, porque entonces truenas.

Entonces, se empieza con el medio tono.

Es lo normal. Porque, además, como yo no ensayo antes, si empiezas fuerte, te quedas ahí. Tienes que ir al escenario haciendo lo que hubieras hecho en el ensayo.

¿Ensaya?

Yo no suelo ensayar. Cuando cambio de orquesta, sí. Ahora, por ejemplo, en la gira con las sinfónicas. Lo que hago es probar el sonido, con la orquesta ensayada, pero ensaya por mí mi director. La orquesta sinfónica lo tiene todo escrito. Yo voy a oír todos los días lo mismo, sea una orquesta u otra.

¿Nunca improvisa?

Sí, cómo no. Me invento muchas cosas. Hasta en las canciones muy conocidas. De pronto, o no me acuerdo o me da por ahí, y yo noto al público que empieza a darse codazos. Y se dirán: ¿qué dice? [Risas]

Hay una entrevista suya con Joaquín Soler Serrano, en TVE, de hace muchísimos años.

Un maestro.

Usted, jovencísimo, hablaba como un veterano, porque usted empieza muy pronto.

Ahí tendría unos veinte años.

Un poco más, quizá. Contaba que había ido por primera vez a Linares con tres años, y ya como artista.

Yo conocí mi tierra cuando tenía catorce años. Y fui a hacer un festival, a cantar. Porque a mí me sacaron de mantillas, de meses.

Y ya cantaba.

Yo cantaba canciones como «Un largo camino», por ejemplo. Las tengo todas en casa. Y las tengo porque a mí me da mucha pena que me den mi historia y lo que me entreguen sea un pendrive tan chiquito. A mí me gusta tener los discos. Cincuenta y cinco años cantando, y todo ahí.

Se ha vuelto a poner de moda el vinilo.

Sí. Hay algunos discos que salen en CD, pero salen mayoritariamente en vinilo —los antiguos— porque mi público los quiere en vinilo. Además, el CD, según tengo entendido, en tres años se va a acabar, no lo van a fabricar. Recuerdo que en los años noventa me trajeron un disco que había hecho, Las apariencias engañan. Era el primer CD: se estrenaron con él. Me lo trajeron y dije: «Pero ¿esto qué es? Estás vendiendo un acetato. Esto es copiable». Me dijeron que sí. «¿Y lo decís así, tan contentos?». No he entendido nunca la industria. Va contra sí misma constantemente. Ha aguantado quince años. «Cuando la gente se dé cuenta de que esto se copia… Estáis regalando un acetato a cada persona. El original. Es una barbaridad».

¿Nunca ha tenido que decir que no?

Hay que decir que no, siempre. Para decir que sí siempre hay tiempo. Yo siempre digo no, no, no y no. Y luego digo: a ver, habla. Y entonces digo que sí o que no.

¿No tiene la sensación de haber dejado de hacer algo?

No. Siempre he hecho lo que he querido hacer.

¿Algo de lo que arrepentirse?

No. He hecho, a lo mejor, cosas que no han estado bien, pero ¿sabes qué? Hasta eso me ha servido. No, no me arrepiento de nada. Me he portado bien.

Su padre era obrero de la construcción, y se vinieron para Madrid cuando usted era un niño.

Con ocho meses.

En la capital empieza la relación con la música, con el arte.

Con la música, y el culpable es mi hermano Juan. Iba a un colegio, enfrente de casa en Cuatro Caminos, y le preguntaron si él tenía algún hermanito que cantara. Dijo que tenía uno que no paraba de cantar. «¿Y qué voz tiene?». «¡Muy alta, muy alta!». Mi hermano cantaba, era voz segunda. Y me llevó, y no salí de allí. Me encerraron allí. Ya para siempre. Empecé a cantar porque a cambio me daban clases gratuitas.

¿Cómo cae la noticia en su familia?

Mi familia no tomó conciencia hasta que una vez llegué a casa a la una de la mañana con once años. Venía del Calderón. Hasta Cuatro Caminos es una tira, porque iba andando. Y era un niño, iba con pantalón corto todavía. Me propinó mi madre una sonora bofetada bien dada. Le dije: «Vamos a tener este festival todos los días…». «¡Cómo todos los días!». Le dije que iba a seguir yendo al teatro. Porque además yo en el teatro no pagaba, me metían. Era popularísimo en todos los teatros de Madrid. Me ponía delante del portero, y cuando ya había entrado la gente, como siempre quedaba algo, pasaba yo.

La vocación.

Desde el principio. Pero no solamente venía a ver cantantes, ¿eh? También ballets, comedia y drama.

Todo eso lo ha incorporado.

Yo he visto todo. Una vez en el Palacio de la Música vino a verme Tina Gascó, que era una actriz eminente. La metieron en mi camerino, y dijo: «Usted no sabe quién soy yo». «¿Que no sé quién es usted? ¡Anda que no he hecho colas yo en mi vida para verla!».

¿Llegó a ver a su admirada Édith Piaf?

Estábamos anunciados juntos y se murió. Hay un cartel de las Fallas de Valencia que pone «Édith Piaf» en letras enormes, y debajo «Raphael», en pequeño. Se puso enferma, allí, y murió a los dos meses, pero entre medias mandaron como sustituta a Juliette Gréco. Estuve en el camerino donde ella se vestía.

¿Hay alguna Édith Piaf en este momento?

Es irrepetible. Y es mejor así. Tiene que haber otras cosas. Las que ya tenemos déjalas estar, aunque estén muertas. El que consigue ser original lo es para toda la vida y se queda ahí. Al público se le queda. «¿Te acuerdas de…?». Y han pasado siglos. Le pasó a Gardel, por ejemplo.



En su caso va a ser más difícil. El primer single de su nuevo disco, Infinitos bailes, refleja una etapa nueva.

Eso ya lo hacía yo cuando empezaba. Esa clase de canciones.

Pero están renovadas. Las letras incorporan la nueva «inteligencia emocional» del siglo XXI.

Es que lo que ha mejorado mucho en las canciones son las letras. Yo creo que las melodías de antes son superiores, pero las letras son mejores ahora.

¿Hay alguna letra que ahora le dé reparo? Loquillo dejó de cantar un tiempo «La mataré».

No, reparos no. Pero de pronto yo me canso de cantar una canción y la quito. A los dos o tres meses la echo de menos y la vuelvo a meter.

¿Es «Escándalo» una joya de la corona?

Es una joya divertida de la corona. Tiene otro rango. Pero sí, es una joya. Se lo dije a (Willy) Chirino cuando la hizo y me la puso. Le dije: «No sabes lo que has hecho». «Tiene su guasita», decía él. «Ya verás», contestaba yo.

Iba con los tiempos en los que salió.

Año 92-93. Y había otra mejor: «Tarántula». También de Chirino.

¿Se le ha puesto celoso Manuel Alejandro?

Manolo está por encima de muchas cosas. Me hizo a mí. Hay gente que es incansable, como puedo ser yo, y hay gente que se cansa. Él está cansado de tanto trote. La realidad es que ya no compone.

Después de Mi gran noche, de Álex de la Iglesia, va a tener una segunda vida en la interpretación.

Sí. Ya he dado mi visto bueno a dos o tres historias sin terminar.

Hablando de cine: a Víctor Manuel…

Gran tipo.

A Víctor Manuel se le puso una sonrisa de oreja a oreja cuando supo de esta entrevista. Parece ser que existe una película, una rareza absoluta, que prácticamente han visto solo él y Ana Belén. Porque se estrenó el día antes de morir Franco.

La retiraron. No voy a nombrar a los productores, porque no viene a cuento. Hicieron una película rodada en el Palacio de la Música, con todas las canciones, y no pidieron permiso a nadie. La hicieron, hala. Y la estrenaron un día. Es que, si no se llega a mandar que la quiten, es la ruina de esa productora. Porque los autores, como Paul Anka, habrían pedido catorce millones. Cada uno lo que le diera la gana. Menos mal que la quitaron. Las locuras que hace la gente que se cree muy lista. Yo estaba en Australia de gira y me pilló en Perth.

Me pregunto si, al haber viajado tanto, le queda la sensación de no haber vivido la Transición española.

Cómo que no, si yo vengo a España cada segundo. He sido un eterno viajante.

Pero lo ve todo desde el teatro.

Pero hablo con la gente, y veo y leo. Un hotel es la mejor fuente de información de una ciudad. Tú llegas a Sant Sadurní d’Anoia y en el hotel se cuece todo. Ahí te ponen al día de todo lo que está pasando.

¿Suele repetir hoteles?

Casi no voy a nuevos. Siempre he ido a los mismos. Cuando me sacan de un hotel, me parece que no estoy en la ciudad de turno. Si me cambian de hotel es porque lo han tirado o lo están renovando, y vuelvo cuando está acabado.

¿Usted se siente a gusto en Rusia?

Muy a gusto. Me quieren no, lo siguiente.

¿Más que en América Latina?

No se puede comparar. La primera vez que yo canté en Rusia había costado muchísimo trabajo llevarme. Fueron tres años de conversaciones porque, entre otras cosas, España no tenía relaciones diplomáticas con Rusia. Lo mío era un romper barreras todos los días. Yo entonces no me enteraba de estas cosas, pero se hacían. Cuando llegué allí y debuté, hubo un momento en que pensé que para qué tanto trabajo, si yo no les gustaba. No sentía el recibimiento que yo tengo, por ejemplo, en México. ¡Qué equivocado estaba! Eso el público enseguida lo percibe, y empieza a comportarse exactamente igual que en todos los demás sitios. Mi salida a Moscú o a San Petersburgo es igual que en México, Nueva York o aquí. Ellos tienen otra forma de expresarse, y pensaron que era la correcta. Vieron que conmigo no, y entonces hicieron lo mismo que los demás.

Son curiosas las conexiones que llegan a establecerse.

Es algo que ni se habla ni se comenta. Simplemente la gente sabe por dónde tirar. La gente es muy lista.

Y la gestualidad la entiende un japonés, un ruso.

Al principio de mi carrera se me brindó la posibilidad de cantar en muchos idiomas, y todos mis discos se grababan en varios, hasta que un día dije: basta. Basta, porque esto es un esfuerzo idiota. Si la gente quiere oírme, que sea en mi lengua. Y, efectivamente, porque la gente me entiende. Es más: muchas veces, cuando salgo al teatro, soy muy dado a fantasear cantando y a decir letras que no son. Trocitos. Bien porque me haya confundido o bien porque me apetece. En Moscú, por ejemplo, me dicen al salir: «Hoy confundirse». [Risas] Y les digo que no, que lo he hecho aposta.

La que canta con Tom Jones, «Ghost Riders in the Sky», es una mezcla maravillosa.

Ahí yo canto en español, pero hay otra en la que canto en inglés. Es muy amigo mío.

¿Cómo se conserva la voz?

Esta voz no es usual, pero es que me han puesto un motor nuevo. Tengo la voz de un chico de treinta años, porque el destino lo ha querido así.

Le dio muchas vueltas al trasplante. Cuando le dijeron que tenían el hígado preparado, no quería ir.

Me encerré. Me convenció el espejo, enseguida.

¿Qué le dijo el espejo?

Me lo dije yo: que, si no iba, ya no me iba a ver más en ese espejo. Ni en ninguno.

La muerte.

Le he perdido el respeto. La tuve tan cerca, y la toreé tan bien. No soy de las personas que viva aterrada porque un día me vaya a morir.

Estará en un escenario.

Espero que no. Sería muy incómodo para todos los que me rodean. [Risas] Que me ponga malito, y luego ya en casa me rematen.

Es imposible imaginarlo a usted fuera de un escenario.

Eso me gusta. Es donde me tienen que imaginar. En otro sitio yo estoy de más. En el escenario sí soy algo.

Por eso el videoclip de «Ahora» es tan especial. Tiene que estar en un escenario, aunque sea haciendo otras cosas, como recitales.

No, no creo que haga falta. Creo que tengo una fecha de caducidad, aunque todavía lejana. Pero creo que tomaré una decisión cuando tenga que tomarla. Y no me arrepentiré. Creo que lo haré en el momento justo, pero no va a haber giras de despedida ni todos estos rollos. Porque me matarían antes, y me pasaría llorando todo el día. [Risas] Un día me levantaré por la mañana y diré: hasta aquí.

El espejo se lo dirá.

Pero no es el espejo en el que me afeito, ¿eh? Es una cosa interior. Ahora lo asimilan mejor, pero hace muchos años, cuando los chicos o chicas que empezaban me preguntaban qué hacía yo, les decía: «¿Tú tienes un espejo? Pues mírate». Nunca me entendían. Hay mucha gente que se empeña en ser lo que no puede ser. Hay que mirarse en el espejo. Yo sé hacer esto. Es como si yo de pronto quisiera ser ingeniero agrónomo.



Maradona decía que desde que era un niño sabía perfectamente que iba a ser el mejor jugador del mundo.

Maradona es un poquito pretencioso [Risas]. Le conozco bien. No, yo nunca lo pensé, ni lo pienso todavía. Soy un trabajador. No pienso en las cosas que consigo ni qué voy a ser. Yo proyecto mi carrera, voy a hacer esto, ahora voy a hacer lo otro. No voy a ser, sino voy a hacer. En eso sí, ahí sí me encuentras. Pero en el camino de la vanidad no me encuentras, no estoy.

Un escenario implica que uno está arriba y los demás están abajo pagando para ver al de arriba.

Pero es una forma de ser. El que tiene la suerte de ser así, porque es una suerte, no pasa malos ratos, ni se enfada porque le sale una arruga, ni se estira la cara para que no se le vea. No. Porque tiene otras miras. Es una suerte ser así.

¿Usted no es envidioso?

No, para nada. ¿Te imaginas que encima fuera envidioso?

El año pasado, en los Premios Ondas, antes de que llegara siquiera a hablar, el público entero se puso en pie. No lo hicieron con nadie.

Hace unos años una periodista me preguntó por qué el público se pone de pie solo cinco minutos después de haber salido. Le dije: «No, cinco minutos no. Son cincuenta años. Se pone de pie ante una historia».

Eso solo está al alcance, en España, de un político que sube al atril y los diputados se ponen de pie.

Depende de lo que haya hecho en su carrera.

¿Cómo ve la actualidad política?

Bueno, movidita. Pero soy una persona optimista. Creo que todo tiene su arreglo. Hay mucho ego por ahí suelto. Hay mucha gente que se estropea la vida por el ego que lleva. Hay gente que no usa el espejo. Que, si se miraran, el espejo les diría: chico, mira, esto, esto y esto. Ten cuidado, estás metiendo la pata hasta el corvejón. Hay mucha gente que no se da cuenta. Hay que saber lo que uno puede hacer.

¿Por ejemplo, postularse como presidente de los Estados Unidos de América cuando uno no da la talla?

[Risas] Yo le conozco.

Cuente.

Sí, conozco a Trump. Estuvo en mi camerino con su hija Ivanka. Él era dueño de Atlantic City, de todos los casinos. Yo estaba con mi hijo Jacobo, que me acompañó en ese viaje. Canté allí, tuve un éxito impresionante, y me encontré con él. Ivanka era muy fan. Tenemos una foto juntos. Hace ya tiempo, tal vez en los noventa.

¿Recuerda algo de aquel encuentro?

Me felicitó. Me dijo que su hija estaba todo el día escuchando a Raphael. Esas cosas que hacen los padres.

¿Cuál es la visita más surrealista que ha recibido en el camerino?

¿Surrealista? ¿Por qué surrealista?

Inesperada.

No, porque las visitas inesperadas a las que tú te refieres… Salgo yo a saludar. No tienen que entrar al camerino. [Risas] Es cortesía de mi parte salir a saludar.

Le avisan siempre.

No hace falta, se oye. Por ejemplo, se oye una ovación.

Dice Julio Iglesias que él siempre cantaba para las dos primeras filas. ¿Adónde mira usted?

Yo miro lejos. Si los veo.

Usted hablaba de Australia, de las giras continuas, y del milagro de mantener una relación familiar. Los artistas están siempre fuera de casa.

Esto ha ido poco a poco. Mi familia ha viajado conmigo muchísimo. Los niños son bilingües, han estudiado en Estados Unidos, se han movido mucho, han ido conmigo muchísimo, y mi mujer también. Hasta que llega un momento en que mi mujer dice: hasta aquí. Vamos a preocuparnos ahora de que los niños entren en la universidad. Todo va por tiempos. Y todo ha ido muy bien, no ha habido grandes choques. Ellos han viajado conmigo todo lo que han querido hasta que ellos mismos decidieron estar estables en un sitio.

¿Le dan consejos sus hijos sobre su carrera profesional?

Sí.

¿Le riñen?

Sí. Les cuento todo lo que voy a hacer. En una mesa muy parecida a esta que tengo en casa, yo como en mi sitio y alrededor se ponen todos: «A ver, ¿qué vas hacer?». Les cuento, opinan todos, y les escucho.

Y luego hace lo que quiere. Es la democracia.

Algunas cosas se me quedan, porque la gente tiene otra visión. A veces me doy cuenta de que tienen razón. Yo no se lo digo, pero está bien.

¿Alguna vez ha hecho algo contra el criterio de su familia?

Supongo que sí. Pero sin darme cuenta.

¿Usted tiene más de una vida?

Hasta ahora, dos. La segunda mejor que la primera.

La prórroga, lo llama usted.

La prórroga, eso es.

¿Qué tiene en la cabeza cuando…?

¿Aparte de pelo?

Envidiable, por cierto. ¿Qué hace cuando necesita descansar? Antes necesitaba beber alcohol para poder dormir.

Ese es un episodio de mi vida del que yo no sabía entonces las consecuencias. Descubrí que si bebía podía dormir, pero no sabía que eso iba a ser tan perjudicial. No lo habría hecho.

No había fumado ni bebido en toda su vida.

No, nunca había bebido. Aquello empezó relativamente tarde.

¿Nunca ha tenido la tentación, por el desgaste y la soledad, de decir: hasta aquí?

A mí me apasiona mi profesión. Y mientras me apasione, no veo razón para que deje de hacerlo.

¿Qué escucha en su casa, si es que escucha algo?

Menos a mí, a mucha gente.

¿Qué sensación le producen sus discos?

Ni mala ni buena. Tengo que escucharlos para grabar, pero una vez hechos ya no los escucho. Tengo que salir al escenario y cantarlos como nuevos, todos los días.

¿Y entonces qué escucha?

Toda clase de música buena. Desde el flamenco y el jazz, que me entusiasman, al pop que me gusta muchísimo, y a la sinfónica, que me enloquece. El buen folclore también me gusta mucho. Me entusiasman las canciones folclóricas de cada país. Me gustan todos los estilos. Con la música cutre no puedo.

¿Y quién decide lo que es cutre y lo que no?

Eso cada uno lo decide según su gusto. Enséñame ya una foto, por curiosidad [A Lupe, la fotógrafa, que le cuenta que quiere captarle los movimientos]. Cada uno sabe de lo suyo.

Cuando graba una canción, ¿llega el momento de decidir que está perfecta?

No, perfecta no está nunca. Siempre me ando quejando de todo. Lo que quizá me digo es: mejor no lo sabes hacer. Se puede hacer mejor, pero yo ya no sé. Luego sigo grabando, porque me lo piden. Si te sale otra cosa, será diferente, pero peor. Esa es la verdad. Al final, es raro que no sea la primera.

¿Cómo resistió a las primeras fans?

Las tengo, y nuevas.

La primera vez choca.

A las chicas siempre les gustan los chicos más mayores, que los jovencitos no saben de nada.

¿Y torea o se deja torear?

A ti qué te importa. [Risas] Yo he venido a hacer una entrevista, no a contar mi vida. A los veinte años yo estaba muy preocupado con mi carrera. Siempre he puesto por delante mi carrera, por encima de las demás cosas.

Hay raphaelistas, ataviadas con una camiseta azul, que son profesionales de la primera fila.

Yo no entiendo a la gente de primera fila. Lo saben ellas, que no lo entiendo. Porque yo no puedo ver a nadie en primera fila. No puedo ver nada. En la fila diez se está fenomenal, se ve todo. Además, a mí se me ve sentado, normalmente. La primera fila es un dolor de cuello para todo el día.

¿Sigue yendo a conciertos?

Sí, pero tiene que coincidir que haya un concierto en la ciudad a la que voy, y que yo no trabaje. En las ciudades españolas no puedo aprovechar para ver a otros artistas, porque no programan espectáculos que coincidan con el mío, porque eso es hacerse la competencia. Pero cuando estoy en alguna vacación, con mi mujer por ahí, siempre procuro ver cosas. Últimamente menos.

¿Algún fenómeno musical que le haya llamado especialmente la atención?

Últimamente Beyoncé.

¿La ha visto en directo?

Sí. Lo que pasa es que Beyoncé, como todos sabemos, hace playback. Así que la puedes juzgar hasta cierto punto. Todo es playback, pero con tanto viento y tanto movimiento, cómo vas a pretender que cante.

¿Usted no ha hecho nunca playback?

No. He hecho playbacks en cine, porque hay que hacerlos.

Cuando era una práctica habitual en TVE, usted se negaba, e incluso cantaba por encima del playback.

Sí. [Risas] Esto del playback parece que está desapareciendo, y empiezan a exigir a los artistas que canten. Incluso en los concursos tienen que cantar. Los que están ahí de coaches tienen que cantar también, porque sería un palo muy gordo que los aspirantes cantaran y los maestros no cantaran.

https://www.jotdown.es/2019/08/raphael-yo-siempre-cuento-la-verdad-al-publico/
Вернуться к началу
Посмотреть профиль Отправить личное сообщение
Показать сообщения:   
Начать новую тему   Ответить на тему    Список форумов Hablemos del Amor... О Рафаэле -> Новости Часовой пояс: GMT + 4
На страницу Пред.  1, 2, 3 ... 13, 14, 15 ... 26, 27, 28  След.
Страница 14 из 28

 
Перейти:  
Вы не можете начинать темы
Вы не можете отвечать на сообщения
Вы не можете редактировать свои сообщения
Вы не можете удалять свои сообщения
Вы не можете голосовать в опросах



Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Вы можете бесплатно создать форум на MyBB2.ru, RSS